En 2014, 6 de las 24 estaciones de medición que existen en Madrid rebasaron el límite anual permitido por la Unión Europea.

En la capital, el dióxido de nitrógeno (NOx) es el contaminante que rebasa con mayor frecuencia el límite legal establecido, desde 2010, por la Unión Europa. Una de las principales causas es el uso de vehículos diésel.

Si quieres conocer, los niveles de cada una de las estaciones de medición, pincha aquí.

La media de la última semana en Madrid ha sido de 35 µg/m3.

Madrid-Respira Ambar